Mediación y Arbitraje


¿Qué es la mediación?

La mediación, es un mecanismo extrajudicial en el que dos o más partes intentan voluntariamente alcanzar por sí mismas un acuerdo con la intervención de un tercero neutral, el mediador. 

La mediación se engloba dentro de los sistemas no adversariales de resolución de conflictos, los ADR (Alternative Dispute Resolution) o MARC (Métodos Alternativos de Resolución de Conflictos), entre los que también se incluyen la conciliación y la negociación.

El procedimiento de mediación puede ser iniciado por las partes, establecido por una cláusula contractual de sumisión expresa, sugerido u ordenado por un órgano judicial o bien prescrito por el derecho nacional de un estado miembro de la Unión Europea.

La función del mediador es la ayudar a las partes a que racionalicen el conflicto que les enfrenta y busquen por sí mismas el remedio al problema, así como la recomposición del sentimiento recíproco de injusticia que originó el conflicto. 

 


Objetivos de la mediación:

- Promover el consenso.

 

- Reducir el conflicto.

 

- Minimizar las consecuencias perjudiciales derivadas del conflicito.

 

- Fomentar la continuidad de las relaciones tras el conflicto.

 

- Reducir los costes económicos y sociales, tanto para las partes como para los estados miembros.

 

 

 

 

Consulta gratuita: +(34) 620 896 835 / +(34) 690 384 408 . Contáctenos por teléfono o en info@belinchonperille.com, Plaza Tirso de Molina 13, 2º Ext. Izq. 28012 Madrid (CITA PREVIA)

Ventajas de la mediación frente al procedimiento judicial:

- Confidencialidad. El procedimiento de mediación y la documentación utilizada es completamente confidencial. El mediador está obligado por el secreto profesional, y cada una de las partes no podrán revelar la información obtenida durante el proceso. La infracción de este deber de confidencialidad generará responsabilidad jurídica, además, la información recabada en la mediación no podrá ser utilizada en ningún proceso judicial.

 

- Económico. En comparación con el proceso judicial la mediación es mucho más económica. Los honorarios del mediador se pagarán a partes iguales por cada una de las partes.

 

- Voluntariedad. Nadie está obligado a continuar el proceso de mediación ni a llegar a un acuerdo.

 

- Igualdad entre las partes. El mediador será el encargado de velar por esta igualdad entre las partes durante el proceso, estableciendo turnos de palabra si fuese preciso.

 

- Neutralidad del mediador. El mediador, lejos de otorgar una solución al conflicto, facilitará que las partes a través del consenso y el diálogo puedan alcanzar un acuerdo.

 

- Agilidad. La propia ley 5/2012, de 6 de julio, de mediación en asuntos civiles y mercantiles, en su artículo 20, dice que "el procedimiento de mediación será lo más breve posible". Si lo comparamos con un proceso medio en los tribunales de justicia la diferencia puede ser de hasta 1 año.

 

- Satisfacción. El grado de satisfacción de las partes en conflictos donde interviene un mediador, es inmensamente superior al que se produce en los procedimientos judiciales ordinarios, dónde suele darse el caso en que una de las partes se encuentra parcialmente satisfecha mientras que la otra se siente perjudicada.

 

- Suspensión de la prescripción o la caducidad de acciones judiciales. Estos plazos se verán suspendidos desde que conste la recepción de la solicitud de inicio de la mediación por el mediador o por la institución de mediación. Pasados 15 desde dicha recepción y si no se hubiese firmado el acta de la sesión constitutiva se reanudarán el cómputo del plazo. Se garantiza que iniciar una mediación con ánimo de resolver un conflicto, no impida a la partes posteriormente iniciar un proceso judicial.

 

- Mediación electrónica. Si las partes implicadas así lo desean, existe la posibilidad de realizar el proceso de mediación a través de video conferencia entre los diferentes intervinientes situados en diferente ubicaciones a través de un ordenador. El art. 24 de la Ley de mediación prevé este supuesto: «las partes podrán acordar que todas o alguna de las actuaciones de mediación, incluida la sesión constitutiva y las sucesivas que estimen conveniente, se lleven a cabo por medios electrónicos, por videoconferencia u otro medio análogo de transmisión de la voz o la imagen, siempre que quede garantizada la identidad de los intervinientes y el respeto a los principios de la mediación previstos en esta Ley».

 

 

- Ejecución. Posibilidad de elevara escritura pública los acuerdos alcanzados en la mediación para su posterior ejecución. Asimismo, las partes pueden decidir que los acuerdos alcanzados sean irrevocables.

¿Qué es un mediador?

Es un profesional neutral e imparcial, cuya responsabilidad es facilitar el diálogo entre las partes en conflicto, y crear un clima un de confianza en el que poder ayudar a que los mediados encuentren por ellos mismos la solución al conflicto que les une.

Requisitos para ser mediador:

<< 2. El mediador deberá estar en posesión de título oficial universitario o de formación profesional superior y contar con formación específica para ejercer la mediación, que se adquirirá mediante la realización de uno o varios cursos específicos impartidos por instituciones debidamente acreditadas, que tendrán validez para el ejercicio de la actividad mediadora en cualquier parte del territorio nacional.

 

3. El mediador deberá suscribir un seguro o garantía equivalente que cubra la responsabilidad civil derivada de su actuación en los conflictos en que intervenga. >>

 

 

Artículo 11.2 y 11.3 de la Ley de Mediación


Tipos de mediación:

- Mediación civil o mercantil. Incumplimiento de contratos. Arrendamientos. Reclamaciones de cantidad. Accidentes de tráfico. Propiedad intelectual.

 

- Mediación familiar. Procesos de separación o divorcio. Custodia de hijos. Régimen de visitas. Herencias. Donaciones. Incapacitaciones.

 

- Mediación empresarial o laboral. Conflictos entre empleados, entre empleados y jefes, entre la empresa y sus clientes o proveedores.

 

- Mediación escolar. Conflictos en el ámbito escolar: entre profesores, entre profesores y alumnos, entre profesores y padres de alumnos.

 

- Mediación vecinal. Conflictos vecinales, comunidades de vecinos.

 

- Mediación Penal. Es la mediación que se hace entre víctima y ofensor de un delito. Es lo que conocemos como Justicia Restaurativa, que favorece la paz social en el marco      de la comunidad.

 

 

 

Consulta gratuita: +(34) 620 896 835 / +(34) 690 384 408 . Contáctenos por teléfono o en info@belinchonperille.com, Plaza Tirso de Molina 13, 2º Ext. Izq. 28012 Madrid (CITA PREVIA)

 

Etapas en la mediación.

Solicitud de mediación. Puede realizarse por solicitud de una de las partes y aceptación de la otra, por ambas, por consejo u orden de un órgano judicial, o pueden estar previstas por nuestra legislación.

 

Reunión inicial. Las partes se reúnen con el mediador y este les explica los principios de la mediación y el proceso. Además, en esta reunión se establecerán los honorarios del mediador que serán sufragados a partes iguales por los mediados. Si las partes están de acuerdo en comenzar con la mediación, se firmará el acta de inicio del art. 19, que dará lugar a la suspensión de la prescripción o caducidad de las acciones judiciales que correspondan.

 

Sesiones. El número de sesiones dependerá de la naturaleza y complejidad del conflicto, así como de la predisposición de las partes a llegar a un acuerdo. En ellas, las partes exponen abiertamente sus puntos de vista, y ayudados por el mediador, tratan de alcanzar puntos de acuerdo. Los caicus son sesiones individuales que tendrán lugar sólo cuando el mediador lo considere necesario, y de los que siempre ha de estar informada la otra parte, no así de su contenido específico que será confidencial.

 

Última sesión. En la última sesión, si las partes han llegado a un acuerdo, se firmará el acta final de la mediación, donde se plasmará por escrito la solución alcanzada, con la que ambas partes han de sentirse satisfechas. El mediador informará a las partes de la posibilidad de consultar con profesionales la solución alcanzada antes de su firma, y de cómo podrán formalizar el acuerdo y los trámites para que el mismo pueda ejecutarse.

 

 

 

Consulta gratuita: +(34) 620 896 835 / +(34) 690 384 408 . Contáctenos por teléfono o en info@belinchonperille.com, Plaza Tirso de Molina 13, 2º Ext. Izq. 28012 Madrid (CITA PREVIA)